l____a____p____s____o

improvisación y mirada creativa

LAPSO en Centro de Danza Canal
Lapso en Centro de Danza Canal

Lapso es el tiempo entre dos límites, el tiempo que discurre entre pensamientos, el que se desliza entre una acción y la siguiente desplegando el espacio que existe entre dos acontecimientos. Es en ese vacío, en ese silencio, donde se amplifica la percepción y precipita el cuerpo-en-relación, es en esa temporalidad dilatada donde se activa la observación creativa. 

Lapso es un taller de improvisación donde pondremos el foco fuera del cuerpo y la acción, en los paisajes intermedios, en lo relacional. 

A través de distintas técnicas de improvisación, trasladadas desde la danza contemporánea, movilizamos los conceptos de alteridad, lo común, la repetición y la espacialización – entre otros – jugando desde el cuerpo con algunos de los temas filosóficos más revisados últimamente en la práctica artística (Derrida, Deleuze, Merleau-Ponty). Las prácticas de embodiment y corporeality (Preston-Dunlop y Sánchez Coldberg), tratamientos habituales del cuerpo en los procesos coreográficos, aparecen como transmisores bidireccionales en este diálogo cuerpo-entorno constante. 

La incorporación de conceptos del cine como el tiempo fílmico y herramientas como la elipsis, el fuera de campo o el montaje sirven para cuestionar la construcción de la mirada funcional cotidiana y darán paso a la subjetivación del suceder.

El participante -o mover– es toda aquella persona interesada en participar en esta experiencia con un cuerpo disponible donde la improvisación será el marco en el que podamos visitar distintos posicionamientos y sumarnos en líneas de investigación comunes. El mover acciona desde su realidad y reacciona a la realidad del entorno. Activamos la presencia de cuerpos comprometidos (Albright, 2013), aquellos en los que la cultura y la identidad toman cuerpo en la propia acción.

Lapso guía al participante por todos estos territorios a través de pautas de experimentación físicas abordables, desde las acciones sencillas de caminar, detenerse y observar, pudiendo desbordarse y ramificarse en movimientos más complejos. Incorporamos el error (lapsus) como ese bienvenido accidente que desestabiliza por un instante la funcionalidad, la productividad y el control, permitiendo emerger lo espontáneo. 

Esta propuesta deriva de una investigación performativa anterior, que a su vez ha ido del cuerpo al texto (y vuelta) en varias ocasiones abriéndose ahora a una participación colectiva mayor. 

Es, por último, un ensayo corpóreo de lo que podría ser, escrito en un Lapso del cotidiano.